Durante la VII Semana Internacional de la Comunicación en la UDH (Universidad de los Hemisferios) se organizaron varios eventos relacionados a la actualidad de la comunicación en el mundo durante los días 4, 5 y 6 de noviembre. Entre todos estos eventos se pudo experimentar conferencias donde reconocidos expertos en sus campos, como Octavio Islas y Amaia Arribas, presentaron a estudiantes y docentes con una exposición sobre una zona específica de la comunicación moderna.
Al mismo tiempo vimos eventos de entretenimiento como trivias entre estudiantes de la Facultad de Comunicación y juegos de cultura popular. Sin embargo, los eventos de mayor desempeño individual para los estudiantes fueron los talleres de comunicación, donde un profesional con altas calificaciones en su campo se encargaría de dar un pequeño curso sobre un aspecto de la comunicación y sus aplicaciones en el mundo laboral actual.
Uno de estos talleres fue el de Coaching en Comunicación Estratégica, el cual fue dirigido por Juan Carlos Forero, un profesional colombiano con experticia y educación de alto nivel, que actualmente vive en Quito. Estudió la carrera en Colombia y terminó dos maestrías en el exterior.
El taller en cuestión estuvo centrado en el valor estratégico de la comunicación en un ambiente profesional, como lo podría ser una empresa, una firma legal, o incluso una franquicia de comida rápida. La aplicación correcta de este elemento podría llevar al desarrollo del negocio en cuestión, mejorando el ambiente de trabajo, las transiciones entre diferentes épocas económicas, la relación con los clientes e incluso la capacidad para incrementar los recursos disponibles al negocio mediante nueva clientela y potenciales aliados de otras compañías.
Se dedicó un tercio del tiempo del taller a una lección teórica de la Comunicación Estratégica, aclarando conceptos y aplicaciones de la comunicación junto con sus beneficios tácticos. El proceso completo se centró en aclarar la idea de cuáles son los elementos que conforman a la comunicación dentro de la industria, y cómo estos pueden ser importantes en especificas funciones del mensaje estratégico que se quiere crear.
El resto del transcurso del taller, que serían los días 5 y 6 de noviembre, se enfocó en el desarrollo de  un ejercicio práctico. La clase atendiendo al taller se dividió en grupos de tres o más estudiantes y se dedicaron a realizar una lista de pequeños trabajos, utilizando una empresa hipotética en un escenario de negocios imaginario como el objeto de estudio de cada trabajo.
Cada uno de los trabajos propuestos por el profesor se realizaba con el objetivo de identificar todos los elementos necesarios para crear un mensaje comunicativo estratégico, junto con los canales con los que se debería comunicar dicho mensaje. Utilizando la organización de la empresa hipotética para crear un sistema jerárquico establecimos que colaborador (empleado) es el más apto para realizar ciertas comunicaciones según sus habilidades y experiencia.
Al final del taller se volvió evidente el valor de los receptores del mensaje respecto a la estrategia que aplicó la empresa, quienes tenían la mayor influencia sobre el negocio, quienes eran insignificantes respecto al efecto que podían tener dentro de este esquema laboral, etc.
Juan Carlos Forero, al final de su taller me comentó: “Este tipo de taller les permite a los estudiantes, sin importar en que semestre estén o que tan avanzados estén en su carrera tener una perspectiva sobre lo que se trata este tema. Esto les sirve para ir perfilando su interés dentro del área de la comunicación, ya que es un tema bastante amplio. Es muy interesante, y al haber gente de varios semestres se hace más enriquecedor el taller ya que tienen diferentes opiniones y percepciones, enriqueciendo mucho el ejercicio”.

Video